Encerrados en casa también podemos ayudar a los otros.

Hace pocos días nos llegó la petición del equipo de psicólogos del hospital Sant Joan de Déu de Sant Boi. Pedían si algunos de los alumnos de Brafa podían escribir una carta a las personas que están aisladas en el hospital. No sabíamos si la persona a la que iba a llegar la carta era una mujer o un hombre, ni la edad ni la enfermedad que sufría. Pero sí sabíamos que estaba sola i que de esta manera le podríamos acompañar.

Inmediatamente después pensamos en la residencia de abuelos El Molí, cerca de Brafa, donde hacemos voluntariado. Ellos también están aislados y les podríamos acompañar con las cartas. 

Pero no quedó aquí la cosa: ¿y los jóvenes refugiados acogidos en los pisos de la Fundació Putxet? Son  jóvenes llenos de energía encerrados en pequeños pisos. Lo primero que hicimos fue enviarles un conjunto de ejercicios para que pudieran entrenar dentro de casa.

Y esta iniciativa ha crecido. No solo les enviamos cartas: algunos niños también se graban en vídeo cantando una canción o haciendo un truco de magia. Así demuestran qué tal se les da esto, pues los viernes por la tarde algunos alumnos de Brafa vienen a hacer una actividad de magia.

Al final uno se da cuenta que dando algo de ti es la manera de que todos ganemos.

Aquí os dejamos uno de los trucos de magia que el mago Spaghetti ha hecho para acompañar a quienes lo necesitan. Y, a continuación, una de las cartas enviadas. Si quieres, puedes hacernos llegar tu vídeo mostrando algún talento –cantando, explicando un chiste, cualquier anécdota, bailando– y tus cartas a edu@brafa.org.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas