Brafa, bajo la protección de la Virgen de Torreciudad

La costumbre de peregrinar a Torreciudad a final de curso se interrumpió hace un año por la pandemia … y cuando hemos podido hemos vuelto a visitarla para pedirle ayuda para todas las familias y amigos de Brafa.

Más de setenta personas nos trasladarnos sábado en Torreciudad con esta intención, siguiendo escrupulosamente las medidas de precaución para evitar contagios por la COVID-19. Fue esta una de las intenciones por las que rogamos.

Este año, la familia de Karem y el Armen, de origen armenio, propusieron trasladar el santuario una imagen de una advocación mariana de aquel país, un detalle muy bonito.

También fue muy emocionante que la misa se ofreciera por Susana, la madre de un alumno de Brafa que nos dejó horas antes de nuestra peregrinación.

Con la alegría de haber pasado unas horas en Torreciudad, a la vuelta algunos ya pensaban en que el próximo curso quizás podremos recuperar la tradicional paellada familiar.

De momento, sin embargo, hemos vuelto y hemos pedido la protección de la Virgen para todos nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies